info@aenoa.com 950 17 13 13
Características del contrato para la formación y el aprendizaje
Contratos de formación y aprendizaje

Características del contrato para la formación y el aprendizaje.

REQUISITOS DEL TRABAJADOR Y DE LA EMPRESA.

En los contratos de formación y aprendizaje, la formación que debe alternarse con la activad laboral retribuida reúne principalmente dos requisitos:
1)     Estar dirigida a la obtención de un título de formación profesional (FP) de grado medio o superior o de un Certificado de Profesionalidad o, en su caso, certificación académica o acreditación parcial acumulable. Para ello la persona trabajadora debe reunir los requisitos de acceso a estos estudios.
2)     Estar relacionada con la actividad laboral desempeñada en el puesto de trabajo que se ocupe.

De estos presupuestos las obligaciones del trabajador y de la empresa son:

A.     Obligaciones del trabajador:

– Prestar el trabajo efectivo.

– Participar de manera activa en la actividad formativa relacionada, considerándose que las faltas de puntualidad o de asistencia no justificadas a los cursos como faltas al trabajo a los efectos legales oportunos.

Para desarrollar la actividad formativa el trabajador debe reunir los requisitos de acceso establecidos en la correspondiente normativa para cursar dichas enseñanzas. Es importante tener en cuenta este requisito por parte del empresario ya que puede ser comprobado en las actuaciones de seguimiento y control de la actividad formativa que realicen las Administraciones públicas competentes. Más informacion en www.aenoa.com

Los requisitos de acceso para los Certificados de Profesionalidad son:

Nivel 1: A los alumnos que accedan a las acciones de formación de los certificados de profesionalidad de nivel 1 de cualificación no se les exigirán requisitos académicos ni profesionales.

Niveles 2 y 3: Para acceder a la formación de los módulos formativos de los Certificados de Profesionalidad de los niveles de cualificación profesional 2 y 3 los alumnos deberán cumplir alguno de los requisitos siguientes:

1.    Estar en posesión del título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria para el nivel 2 o título de Bachiller para el nivel 3.
2.    Estar en posesión de un certificado de profesionalidad del mismo nivel del módulo o módulos formativos y/o del certificado de profesionalidad al que se desea acceder.
3.    Estar en posesión de un certificado de profesionalidad del nivel 1 de la misma familia y área profesional para el nivel 2 o de un certificado de profesionalidad de nivel 2 de la misma familia y área profesional para el nivel 3.
4.    Cumplir el requisito académico de acceso a los ciclos formativos de grado medio para el nivel 2 o de grado superior para el nivel 3, o bien haber superado las correspondientes pruebas de acceso reguladas por las administraciones educativas.
5.    Tener superada la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años y/o de 45 años.
6.    Tener los conocimientos formativos o profesionales suficientes que permitan cursar con aprovechamiento la formación.

B.     Obligaciones del empresario:

Proporcionar al trabajador un trabajo efectivo relacionado con el perfil profesional del título de FP o del certificado de profesionalidad.
Garantizar las condiciones que permitan la asistencia del aprendiz a los programas formativos determinados en el acuerdo para la actividad formativa anexo al contrato.

En cuanto a los requisitos de la actividad formativa, antes de la formalización del contrato, el empresario debe verificar que para ese trabajo efectivo existe una actividad formativa relacionada con el mismo que se corresponda con un título de FP de grado medio o superior o con un certificado de profesionalidad.

Para ello las empresas pueden recabar de los Servicios Públicos de Empleo información y orientación con objeto de conocer la oferta de Centros de formación disponibles para impartir la formación inherente al contrato. La actividad formativa de los contratos para la Formación y el Aprendizaje podrá incluir formación complementaria asociada a las necesidades de la empresa o de la persona trabajadora que esté incluida en el “Catálogo de especialidades formativas” del SEPE. Aparecen en el buscador de especialidades como “Formación complementaria”.

Se entiende por “especialidad formativa” la agrupación de contenidos, competencias profesionales y especificaciones técnicas que responde a un conjunto de actividades de trabajo enmarcadas en una fase del proceso de producción y con funciones afines. Las especialidades complementarias tienen la consideración de formación transversal en áreas que se consideran prioritarias tanto en el marco de la Estrategia Europea para el Empleo y del Sistema Nacional de Empleo como en las directrices establecidas por la Unión Europea.

Entre ellas han sido áreas prioritarias las relacionadas con las tecnologías de la información y la comunicación, la prevención de riesgos laborales, la sensibilización en medio ambiente, la promoción de la igualdad, la orientación profesional y últimamente la adquisición de idiomas.  Esta formación complementaria no se considera trabajo efectivo y debe ser autorizada por el Servicio Público de Empleo. Por ejemplo inglés adaptado al sector económico donde actúe la empresa.

También debe tenerse en cuenta que “para dar respuesta tanto a las necesidades del aprendiz como a las de las empresas”, entre las actividades formativas se podrá incluir formación no referida al Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, formación que tendrá que ser autorizada por el Servicio Público de Empleo competente y que no se considerará como trabajo efectivo.

La actividad formativa debe ser autorizada previamente a su inicio por el Servicio Público de Empleo competente. Para ello la empresa deberá presentar el correspondiente “acuerdo para la actividad formativa” como anexo al Contrato para la Formación y el Aprendizaje. Este “acuerdo para la actividad formativa” debe suscribirlo la empresa con el trabajador y con el Centro de Formación u órgano designado por la Administración educativa o laboral que imparta la formación, o bien solamente con el trabajador cuando la formación se imparta por la empresa exclusivamente.

Los contenidos que deben establecerse en el “acuerdo con el centro de formación” son los del esquema siguiente:

Identificación de la persona que representa al centro formativo, la que representa a la empresa y de la persona trabajadora.
Identificación de las personas que ejercen la tutoría de la empresa y del centro formativo.
Indicación del título de Formación Profesional, Certificado de Profesionalidad o certificación académica o acreditación parcial acumulable objeto del contrato y expresión detallada de la formación complementaria asociada a las necesidades de la empresa o de la persona trabajadora, cuando así se contemple.
Indicación de la correspondiente modalidad de desarrollo de la formación profesional inherente al contrato para la Formación y el Aprendizaje.
Contenido del programa de formación, con expresión de las actividades que se desarrollan en la empresa y en el centro formativo, profesorado y forma y criterios de evaluación.
Calendario, jornada, programación y horarios en los que la persona trabajadora realizará su actividad laboral en la empresa y su actividad formativa.
Criterios para la conciliación de las vacaciones a las que tiene derecho la persona trabajadora en la empresa y de los periodos no lectivos en el centro de Formación.

Este acuerdo se formalizará en los modelos oficiales que figuran, en formato electrónico, en la página web del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). La empresa tiene la obligación de informar a los representantes legales de los trabajadores (R.L.T.) sobre los acuerdos suscritos, indicando las personas contratadas para la Formación y el Aprendizaje, el puesto de trabajo a realizar y los contenidos de la actividad formativa.

Dejar un Comentario