info@aenoa.com 950 17 13 13
La Junta Andalucía inspeccionará las Academias y Centros de Formación.
centros de formacion andalucia

Muchas academias cuya formación es enseñanza no conducen a la obtención de un título de carácter oficial, debe indicar en un lugar visible la información al público, de forma permanente y en castellano, de lo siguiente:

  • Denominación, dirección y localización del centro.
  • Identificación de la persona física o jurídica titular del centro.
  • Existencia de Hojas de Quejas y Reclamaciones a disposición de la persona usuaria que las solicite.

Por otro lado, de forma clara y visible aparecerá el siguiente contenido:

  • “Centro no autorizado por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ni por otra Administración Pública”.
  • “Las enseñanzas impartidas por este centro no conducen a la obtención de un título con validez académica o profesional”.
  • “Los folletos o documentos informativos sobre los cursos impartidos están a disposición del público en…”

Los centros están obligados a tener a disposición del público folletos o documentos informativos, desde el comienzo de las enseñanzas hasta su finalización, que especifiquen: clase de diploma, aclarando que en ningún caso tiene validez académica; denominación, duración, horarios y contenidos; precios desglosados del curso incluyendo IVA, material, matrícula, etc. ; así como la denominación, dirección y localización del centro e identificación del titular. En caso de hacer referencia a puntuación o bolsas de trabajo, se especificarán la cuantía, el baremo y las condiciones.

El contenido de dichos folletos o documentos podrá ser exigido por la persona usuaria, aún cuando no figure en el contrato, documento o comprobante recibido. Asimismo, todo centro deberá suscribir obligatoriamente con cada alumno o alumna un contrato de enseñanza, por duplicado, en el que se identifiquen las partes firmantes y se especifiquen los derechos y obligaciones de cada una de ellas, debiendo entregar un ejemplar al alumno/a junto con el folleto o documento informativo sobre el curso.

La información debe permitir que se examine detenidamente el contrato antes de la firma y se compruebe que su contenido se corresponde con lo acordado previamente y con la publicidad. Que se pida cualquier aclaración sobre las dudas que pudieran surgir. Se verifique que en el contrato no se faculta al centro de enseñanza a la cesión o subrogación de un crédito financiero, salvo que la persona usuaria sí quiera consentirlo.

Los pagos periódicos que se pudieran realizan deben aclararse y que se corresponden con el reembolso de un crédito o con el aplazamiento del pago del curso, salvo que éste haya sido su deseo. Se exijan copias del contrato firmado y de todos los documentos que lo acompañan y un justificante o factura de los pagos que realice.

Además que se compruebe la entrega de los materiales que van a utilizar a lo largo del curso, pues puede ocurrir que una vez desprecintados no se admita el derecho de desistimiento. Se conserve una carpeta con toda la documentación que haya sido facilitada, incluyendo la publicidad del curso y del centro de enseñanza, pues la va a ser muy útil si lamentablemente fuera preciso efectuar una reclamación. En cualquier caso, con independencia del lugar donde se firme el contrato, la normativa vigente concede un plazo de siete días a la persona contratante para desistir.

Todos los centros tendrán a disposición de las personas usuarias “Hojas de Quejas y Reclamaciones”, mediante las cuales podrán interponerse las reclamaciones que se consideren oportunas, expresando claramente los hechos motivo de la queja y concretando su pretensión. Las reclamaciones serán dirigidas a los organismos competentes en materia de consumo de la Junta de Andalucía, que, cuando proceda, sancionarán las irregularidades denunciadas, pudiendo contar en su formulación, tramitación y seguimiento con la ayuda de organizaciones de personas consumidoras como la Unión de Consumidores.

Dejar un Comentario